Chefchaouen, Marruecos

Observa el mundo a través de una lente azul

Marruecos

Observa el mundo a través de una lente azul

Enclavado entre las cimas de la indómita sierra del Rif se encuentra Chefchaouen: el pueblo azul de Marruecos. El casco antiguo es un laberinto mágico de callejones, que se tiñen en su totalidad de casi todas las tonalidades de azul.

©
50 50
Pulsa la barra espaciadora y… descubre todas las tonalidades de azul Mantener pulsado para descubrir aún más

Mantener pulsado para descubrir aún más

Chefchaouen

Perla azul

La ciudad azul de Chefchaouen es un oasis de tranquilidad situado en la cordillera del Rif de Marruecos. Deambula por la antigua medina, degusta sabrosos tajines con té de menta fresca o da un enérgico paseo a través de las montañas.

Chefchaouen se encuentra a 570 metros de altura en la cordillera del Rif, en el noroeste de Marruecos. En el año 1471, la ciudad se estableció como fortaleza contra la invasión portuguesa y creció rápidamente hasta convertirse en una guarida para los moriscos españoles y los judíos sefardíes. De ahí puede explicarse el color azul celeste de la ciudad: según el Antiguo Testamento, el misterioso pigmento azul «tekhelet» simboliza específicamente el poder de Dios. Es posible que los antiguos habitantes de Chefchaouen esperasen que la pintura azul protegiera su ciudad. En cualquier caso, aún hoy ofrece hermosos escenarios de fotografía. 

El corazón de Chefchaouen

La medina más hermosa de Marruecos

El corazón de Chefchaouen lo forma su medina: probablemente una de las más hermosas de Marruecos. Aquí podrás pasear gustosamente a través de callejuelas, mercados y plazas. La Plaza Uta el-Hammam es la plaza central, flanqueada por la antigua alcazaba con la Gran Mezquita al lado, que puede reconocerse por su particular torre octogonal. También es el lugar ideal para degustar la sabrosa gastronomía de Chefchaouen: desvanécete en una terraza y déjate seducir por guisos condimentados, ensaladas con queso de cabra y sopa harira, todo ello completado con un vaso de estimulante té de menta. Para los cazadores de gangas: Chefchaouen es el sitio perfecto para ir de compras. La ciudad es famosa por sus excelentes artículos de piel, pero también por sus baldosas y platos pintados, telas tejidas a mano y otros souvenirs únicos que disponen en abundancia.

El manantial de Ras el-Maa

Manantial refrescante

Justo a las afueras de la medina se encuentra el manantial de Ras el-Maa: esta sorpresa refrescante sirve de lugar de encuentro y lavandería para la población local. También constituye un hermoso punto de partida para un paseo de senderismo por las montañas, o para una excursión más larga hacia el Parque Nacional de Talassemtane. En cualquier caso te recomendamos que intentes subir la colina junto al Hotel Atlas: desde aquí podrás disfrutar de las vistas más hermosas de la ciudad azulada.

Chefchaouen, Marruecos